Yo

img-post901

Mi mirada me acuchilla,
me miro y me destrozo,
No me atrevo a tocarme.
Me observo de reojo.

Estoy vacío por dentro,
sólo abismo en mis entrañas,
el aire corre por mis venas.
Podría regalarme, no valgo nada.

Más pequeño que la vida,
menos despierto cada mañana,
más borracho que bebido.
Más mentira que pirata.

Un despojo de mí mismo,
un principio que se acaba
un comienzo con puntos suspensivos.
Otro vencido sin batalla.

Asomado el cielo duerme,
todo en silencio esta madrugada,
el frío empaña mis sentidos.
Temblando tras la ventana.

Compartir!