Trébol

Telas de araña en el firmamento,
colchones sucios, destrozados,
restos de calor en las paredes,
cristales rotos, ensangrentados.

Vertical, observo el horizonte
tras las cortinas de los días,
amenazante como las rutinas
desafiante como tu sonrisa.

Mi futuro carcomido me espera
en el fondo de un pozo negro,
infinito como un laberinto,
sin Alicia, ni hadas ni conejos.

Deshojo tréboles de tres hojas,
empiezo siempre en “no me quiere”.
La esperanza perdida hace tiempo.
A veces la vida es vida, duele.

Compartir!