Algeciras

de

Y lo cierto es que no sería capaz de recordar cuanto tiempo llevaba allí sentado observando las luces de la bahía. La guitarra entre las piernas, derramando arpegios sobre la superficie oscura del… Sigue leyendo

Compartir!