Ducha

de

Hay ciertos días de lluvia en que aprieta fuerte el corazón, lloran los cristales de la terraza, y  mi alma ya no atiende a razón. Son días de quedarse sentado, enmudecer, enroscado en… Sigue leyendo

Compartir!