Primavera

No vale la pena ya recordar
aquella primavera, sin flores,
grillos de porcelana cantando,
la avalancha de revoluciones.

Mariposas yaciendo inertes
en un estómago lleno de ron,
hielo corriendo por las venas,
el silencio de una canción.

Palomas de papel surcando
el cielo, bajo la lluvia,
dirección a ninguna parte,
durmiendo en la basura.

Lo absurda que es la vida
cuando no vale lo que pesa,
el paso de nubes lentamente,
la soledad, la luna, la certeza.

Compartir!