Postal de Eroski

Postal de Eroski

Hace días que te veo al pasar, no te miro,
se detiene la vida, el paso del tiempo,
se alborotan los semáforos, la puerta automática
se calientan las baldosas, sentado en el suelo.

Me imagino tu cuerpo danzando en la cama,
al ritmo de la paz, de tener cuatro paredes,
cortinas, alfombra, agua caliente,
me imagino tumbado y olvido mi suerte.

No te miro a los ojos, y deseo que no me veas,
bajo el sombrero y aprieto los dientes,
encojo las piernas y escondo las manos.
No tengo nada que poder ofrecerte.

Yo que solo soy un náufrago de las aceras,
que no poseo mas que el sonido del viento,
una lata de atún donde dormir monedas,
una maraña de sueños vomitados en el suelo.

Un rincón frío en la casa de empeño
entre lágrimas, arcadas y vergüenza,
donde permanece hipotecado mi pasado
flotando en las latas de cerveza.

Compartir!