Huellas

El amanecer me despierta
borracho en una playa,
cubierto de la escarcha
de otra noche que se acaba.

Botellas de ron vacías,
colillas consumidas,
huellas sobre la arena.
Rastrojos de mi vida.

El sol ciega los recuerdos,
el mar como siempre amenaza,
los cuervos rebuscan en la basura,
¡Dios! ¡Tremenda resaca!

Las horas pasan y pienso…
Sueño y me duermo,
Abro los ojos y no distingo
si estoy viviendo o estoy muerto.

Los recuerdos cuelgan del techo,
en los cajones todo revuelto,
cabeza abajo como siempre,
no comprendo lo que ahora entiendo.

Compartir!