Coordenadas

Hace ya un día que te fuiste
pero me duele tanto como si fuese ayer
y aun sigue la luz del pasillo encendida
con mi cabeza apoyada en la pared.

Que daño me hace la humedad
cuando no es contigo,
cuando las paredes no sonríen
y las frases pierden su doble sentido.

Me duele ver que no ocupas
las mismas coordenadas que mi cuerpo
mientras observo como los segundos
se tornan infinitos
y la luz del pasillo sigue encendida
y sigo sentado en mi sitio.

Compartir!