Caminando

Con las manos en los bolsillos
intento aprender a caminar,
con la mirada perdida en el suelo
por las calles de otra ciudad.

La luna moja mi pelo,
tu recuerdo me sabe a sal,
el viento me da patadas.
La verdad, me siento mal.

Quisiera morir de pena
en el techo de mi habitación,
tristes sombras de recuerdos,
esencias de dulce alcohol.

Acordes de un alma afilada
que lloran por tu amor,
acabando otra noche con mis huesos,
tirado borracho sobre el colchón

Compartir!