Barco de Papel

A la deriva navego en un barco de papel,
creado con hojas del diario del olvido,
las velas retales rasgados de mi piel,
cosidos con recuerdos, con sonidos.

Soy el capitán de mis sueños sin cumplir,
siempre del lado de las causas perdidas,
de los corazones sin dueño ni puerto,
de las almas naufragando a la deriva.

El capitán de todas mis pesadillas,
de las lunas despiertas, mal dormidas,
de las noches aullando a las estrellas,
de las canciones que quedan en la orilla.

Soy el capitán de esta piel pintada,
de las cicatrices que no niegan mi pasado
del dolor en el pecho cuando recuerdo
el triste sabor de un beso amargo.

La noche aparece tras la niebla,
solitario el barco se va empapando,
aparecen los fantasmas en la espuma,
las letras del diario se van borrando.

Se hunden los pies en el agua fría,
los recuerdos se quedan flotando,
las lágrimas ruedan cara arriba,
el capitán nunca abandona el barco.

Compartir!