Agua dulce

Estuve desnudo esta madrugada,
apoyado en el palo mayor.
Pensaba en ti.

Te quise tanto… Tanto.
A pesar de las lágrimas saladas
realzando la heridas.

Desde que tu mirada detuvo
el tiempo en mis ojos,
calmando la sed de agua dulce.

Entre el vértigo y el temor,
con mil tormentas y susurros,
en cada huida, en mi soledad.

Inventé mil mares azules,
con playas color canela,
invente melodías de colores,
dibuje para siempre tu bandera.

Pensaba en ti desnudo,
como se piensa en soledad.

Compartir!